Quantcast
   
  inicio servicios RSS ¡Agrégate al feed Tarot Sabio! aula virtual
reserva
Astrocycle

 

CABALLO:

  1. El caballo de los sueños simboliza, antetodo, la potencia elemental de los instintos. Cuando el caballo se ve dócil y obediente, los instintos están ordenados y dispuestos para conducir al soñante hacia sus objetivos y ambiciones. Cuando todo funciona correctamente entre corcel y soñador, hay armonía y entendimiento entre los instintos y el "Yo".
  2. Toda cabalgadura o montura representa las energía movidas por la voluntad, de manera que la calidad del córcel y la forma (segura o vacilante) con que uno conduce indican los presagios a sacar del sueño. En consecuencia, la caída del caballo o cualquier accidente que sufra la montura, advierte de peligro o fracaso.
  3. En el plano sexual, el montar un caballo representa muchas veces el coito que se desea, la excitacion genital.
  4. El soñar con caballos amaestrados, es indicativo que hay orden en la vida anímica y casi siempre en lo erótico-sexual, es decir, que los instintos están controlados y domados.
  5. El caballo blanco que en sueños puede tener varios significados:
    • a). Es el símbolo arquetípico del principio femenino.
    • b). Otras veces suele representar el ideal masculino que se desea, el hombre que se desearía como compañero.
    • c). En ocasiones, representa al amante, protector, favorecedor.
    • d). Asimismo, también puede simbolizar una energía idealística y creadora, si bien desligada de lo terreno y lo material.
    • e). En casos muy extraordinarios, el montar un caballo blanco puede ser un presagio de muerte, de subir o cabalgar hacia el más allá, es un aspecto que debe preocupar a personas que se hallen muy enfermas.
    • f). En un aspecto más corriente, cabalgar en un corcel blanco es indicativo de que se está produciendo un cambio espiritual en la vida del soñador, que está muriendo una etapa material y hay un renacimiento, una elevación espiritual en la personalidad del durmiente.
  6. El soñar con caballos salvajes o indómitos es indicativo de instintos salvajes, de pasiones, de desórdenes eróticos, de pasiones amorosas descontroladas, es decir, que los instintos están escapando al control de la voluntad del soñante.
  7. Soñar que un caballo se desboca o vuelve loco y se mata es un mal presagio y suele advertir de enfermedades graves y muerte; significa que la vida animal se destruye a sí misma, se autodestruye.
  8. Los caballos negros, los caballos nocturnos, los caballos a los que se ve en sueños en que la acción pasa de noche, suelen ser heraldos de malas noticias, enfermedades, muerte.
  9. Un caballo de aspecto feroz que persigue al soñante puede advertir de disfunciones orgánicas y que está en peligro la vitalidad del sujeto. Suele aparecer en sueños de tipo fisiológico y dificultades respiratorias.
  10. El vestido y caballo blancos también suelen figurar en sueños de ilusiones amorosas de muchas jóvenes.

Sentido adivinatorio...

  • Caballo tirando de un arado: éxito en proyectos y empresas. Beneficios como resultados de los esfuerzos.
  • Caballo en el establo: peligro de pérdidas monetarias o de oportunidades por negligencia o vagancia.
  • Caballo tirando de una carreta o carruaje: se acercan beneficios.
  • Caballo que cae, tropieza, rompe un pata o sufre un accidente: peligro de enfermedad, ataque, agotamiento. Fracaso en proyectos o planes.
  • Mujer montando un caballo blanco: amores, placeres, protección.
  • Verse montando el caballo del amo: se alcanzará la fortuna y la posición del amo.
  • Cabalgando por un campo o camino: seguirán adelante proyectos y planes, sean sentimentales o profesionales.
  • Colocando herraduras a un caballo: felicidad y suerte en los negocios.
  • Caballo inquieto e indomable: malas noticias, asuntos que no marchan, enemigos que conspiran.
  • Acierto en una apuesta de carreras de caballos: subida de escalafón, traslado profesional beneficioso, promoción personal.
  • Caballo aplastando a uno en una caída: peligro de enfermedad o accidentes graves; deben evitarse los viajes una temporada larga.
  • Ver una carrera de caballos: noticias, encuentros, oportunidades.
  • Caballo cojeando: frenos obstáculos o tropiezos en el trabajo o negocios; querellas hogareñas o sentimentales.
  • Ver que otro monta nuestro caballo: perfidia, infidelidad, separación, divorcio, engaño.
  • Caballo revolviéndose contra uno o persiguiéndole: peligra la salud, alteraciones orgánicas.

CADÁVER:

  1. El cadáver que aparece en sueños no quiere decir que nadie vaya a morir. Suele simbolizar algo que está más que muerto en nuestro interior y que se desea olvidar, sean sentimientos, amores, proyectos, maneras de pensar, asociaciones comerciales. representa una fase o etapa de nuestra existencia que está llegando a su fin y que hay que prepararse para otra.
  2. El cadáver de los sueños puede aparecerse en los sitios más insospechados y recónditos: alcoba, armario, baúl, cama, sótano, altillo, debajo de la cama, estaríamos hablando de antiguas relaciones liquidadas que no están realmente olvidadas.
  3. En ocasiones, un cadáver también representa aquellas tendencias sexuales instintivas que se rechazan, que se quisiera "ver muertas", que la rígida moral o religiosidad del soñante no acepta.

Sentido adivinatorio...

  • Ver un cadáver en un ataúd: malas noticias, pesares, dificultades.
  • Ver enterrar un cadáver: se superarán problemas.
  • Besar un cadáver: larga vida.
  • Cadáver que dicta números: suerte en loterías y juegos de azar.
  • Ver un cadáver que habla: querellas o pleitos.
  • Incinerando un cadáver: riesgo de enfermedad.
  • Ver el cadáver de un familiar o pariente: peleas o rompimientos sentimentales.
  • Ver el cadáver de un desconocido: pérdida de dinero, malas operaciones comerciales.

CASA:

  1. Este es uno de los sueños más complejos y difíciles de interpretar por lo que hay que analizar todos los detalles para encontrar su verdadero significado, ya que puede tener una vertiente psíquica, espiritual, fisiológica (física) o erótica. La casa suele representar la totalidad de la personalidad humana, el "Yo", el conjunto del cuerpo. Las paredes lisas acostumbrar a representar al hombre, y las que muestran salientes, balcones y adornos arquitectónicos en los que uno puede agarrarse, simbolizan a la mujer. En algunos casos, representa al padre, la madre, los abuelos, los suegros, etc., según la problemática de cada ocasión.
  2. También representa al ser humano y su estado interno, con sus angustias, alegrías y neurosis. Según estén las habitaciones, pasillos, escaleras, sótanos, muebles, objetos de adornos, etc., así se encuentra el estado anímico del soñador.
  3. Otras veces, la casa de los sueños simboliza el cuerpo humano y cada parte de la misma tiene un significado específico que hay que tener en cuenta, ya que puede ser un sueño erótico o uno que refleje un problema determinado de salud y las imágenes oníricas pueden estar intentando indicar la parte afectada o enferma. Incluso puede significar conflictos de personalidad, etc.. Así, por lo común, las partes principales de la casa tienen las siguientes representaciones:
    • Azotea, techo: la cabeza, el cerebro, también puede representar los proyectos, los ideales, los pensamientos.
    • Buhardilla: la mente consciente.
    • Torre o torreón: el superconsciente, lo que se encuentra por encima de todo.
    • Torrecillas: los oídos.
    • Sótano: el subconsciente, las partes más misteriosas de nuestro ser y personanalidad.
    • Escaleras: nuestros medios de conexión y comunicación con los demás y con las distintas estructuras de nuestra personalidad. Según la forma y el estado de las mismas nos señalan éste o aquel conflicto o problema.
    • Sala de estar: actividades diarias, diálogo o contactos con los demás, capacidad para la convivencia con social y familiar.
    • Comedor: estancia que puede representar lo que se acepta como provecho propio o satisfacción. También puede representar los placeres de la mesa, los placeres sexuales, nuestra actitud afectiva hacia los otros (sea positiva o negativa) e, incluso, nuestros temores o complejos sexuales. Desde un punto de vista fisiológico, algunos sueños en que aparece el comedor y la comida pueden encerrar un mensaje sobre el aparato digestivo del soñador.
    • Cocina: esta estancia puede representar la buena o mala marcha del psiquismo (sobre todo en la mujer, si es una fémina la soñadora, ya que la cocina es el sancta santorum de la mujer, allí donde se siente más segura y en donde se suele encerrar más horas de su vida. La cocina es, en realidad, el laboratorio de la familia), la manera en que el soñador prepara su alimentición de orden emocional, conyugal, maternal y familiar. El estado de la cocina de los sueños puede revelar hasta complejos y neurosis. Así, por ejemplo, una mujer que se ve en una cocina descuidada puede indicar una existencia falta de calor humanoo familiar. En sueños de tipo fisiológico, suele representar el aparato digestivo y el metabolismo.
    • Dormitorio, alcoba (con su cama y muebles): suele representar la matriz, la vida sexual, la procreación, la vida íntima, la problemática de las relaciones emocionales. En algunos sueños pueden representar los genitales y su funcionamiento y no únicamente femeninos.
    • Puertas: representan los órganos femeninos. Soñar un hombre que atraviesa una puerta, abre una puerta, rompe una puerta, etc., suele representar el acto sexual. La puerta delantera simboliza la vagina y la puerta trasera el ano, lo escondido, lo que se oculta a los demás. En lo espiritual, las puertas representan nuestras conexiones con los distintos estratos de nuestra personalidad. En algunos sueños fisiológicos, la puerta puede significar el píloro, la abertura inferior del estómago, por la cual entran los alimentos digeridos en los intestinos.
    • Ventanas: los genitales femeninos, los órganos sexuales secundarios. Las ventanas superiores suelen significar los ojos, la vista, la visión. En lo elevado, representan la percepción, la iluminación espiritual, el conocimiento, la necesidad de estar sobre aviso.
    • Balcones: senos femeninos.
    • Pasillos, corredores o túneles oscuros y abovedados: conductos que comunican las distintas partes del cuerpo, intestinos.
    • Cuarto de la caldera, caldera: el estómago.
    • Water closet: conducto anal. Soñar con un inodoro atascado o lleno de agua puede estar indicando que los intestinos están obturados. Es un aviso de alerta para la salud del soñador.
    • Muebles: son los valores morales y espirituales. Según el estado de los mismos, así está nuestra personalidad. Los muebles bellos y bien cuidados son símbolo de buenos valores espirituales. Muebles rotos, sucios y detriorados son indicativo de que tenemos muy abandonados nuestros valores morales y facultades espirituales; es un aviso de que el soñador lleva un camino equivocado, probablemente, demasiado materialista.
    • Los pisos: simbolizan los distintos estratos de la personalidad y el carácter. El piso superior la mente y el espíritu; el piso inferior, los trabajos manuales y nuestra actitud ante las actividades cotidianas. El piso puede considerarse el fundamento del ser, de la casa.
    • Habitaciones subterráneas y sus corredores: representan los niveles más profundos de la mente y del subconsciente.
    • Bodega: el vientre, sobre todo la matriz, la vagina.
    • Cuarto de baño: los órganos excretores y los conductos de evacuación de los residuos biológicos. Puede advertir de la necesidad de hacer una limpieza moral o psíquica, de purificarse, de cambiar de conducta. Según los detalles del sueño, puede señalar una afección en las vías urinarias. Asimismo, está muy relacionado a menudo, con sueños de tipo sexual.
    • Hogar, chimenea, horno: el estómago, la digestión, el esófago. También tiene una clara relación con sueños de índole sexual, al representar los genitales femeninos. Y hasta puede identificarse con el seno materno.
    • Salón: genitales femeninos.
    • Desván: parte de la mente, del cerebro, del "Yo".
  4. Otras veces la casa está relacionada con la pareja, con el matrimonio, con la vida sentimental. Así, una joven que sueñe que está buscando una casa para habitar, en realidad está deseando un compañero o marido con quien compartir la vida.
  5. Soñar a menudo con la casa natal, con la casa de la infancia, la de los padres, suele expresar el deseo inconsciente de regresar a la infancia, a la niñeza la época en que uno se lo pasaba mejor. Estos sueños suelen tenerlos personas que pasan muchos conflictos en la época actual y que quisieran estar como estaban en la época de la infancia. Desde luego, que quienes pasaron una infancia terrible en el hogar de sus padres spueden soñar con la casa natal, pero como expresión de sus traumas psicológicos y de las frustraciones que no pueden olvidar.
  6. Las casas viejas y destartaladas de los sueños significan las partes ya caducas del pasado, los problemas y tensiones psicológicas antiguas. Incluso pueden expresar apeggos neuróticos al pasado y las tradiciones.
  7. En sueños de tipo fisiológico, el ver cómo una tormenta o los rayos causan daños en la azotea, techumbre, tejas, buhardilla, desván, puede estar advirtiendo de fuertes tensiones mentales y nerviosas que pueden degenerar en trastornos graves de la personalidad.

Sentido adivinatorio...

  • Casa vieja que corre el peligro de derrumbarse: inseguridad en trabajo y dinero, hay que pensar en nuevos negocios.
  • Casa bonita y bañada por el sol: suerte, prosperidad, salud, negocios que darán buenos frutos.
  • Ver una casa llena de gente: lágrimas, desgracias, fallecimiento en la familia.
  • Casa en ruinas: negocio que fracasa, enfermedad grave o larga, pobreza, falta de dinero.
  • Casa que hace esquina: se superarán los conflictos y problemas, nuevas oportunidades.
  • Edificando una casa: nuevos proyectos, transformaciones o cambios profesionales.
  • Casa grande: beneficios, fuertes ambiciones, oportunidades financieras.
  • Casa pequeña: conformismo, espíritu familiar, mantenimiento del empleo o de la fuente de ingresos. Resignación.
  • Temblor o terremoto en la casa: Fallecimiento en la familia.
  • Casa ardiendo: pérdida de bienes, negocios fallidos, enemigos que perjudican, pleitos que se pierden.
  • Mudarse de casa: malas noticias, dificultades económicas.
  • Mujer joven viendo edificar una casa: terminarán en boda sus relaciones sentimentales.

COLORES:

  1. Aún no se ha hallado una explicación convincente de por qué la gran mayoría de las veces soñamos en blanco y negro y otras en colores. Desde la antigüedad se ha intentado establecer una clave o norma para la interpretación de los colores pero sin mucho éxito, así pues, la siguiente relación de significados para cada color no debe ser tomada como una verdad absoluta por ser la interpretación de los colores en los sueños una de las asignaturas pendientes y más complejas del mundo onírico.
  • BLANCO: El bien, lo femenino, el "Yo", pureza, candor, buena fe, iluminación, virginidad, inocencia, justicia, pudor, espiritualidad, alegrías familiares, caridad, autoconocimiento, reposo, tranquilidad, paz, éxito; en lo negativo: falta de vitalidad, de coraje, debilidad, indecisión, el fin, la muerte. Blanco sucio o manchado: Pérdida de la pureza o de la virginidad.
  • NEGRO: Sobriedad, seriedad, austeridad, constancia, perseverancia, oscuridad, tinieblas, la noche, lo masculino, la madre, la matrona, la viuda; en lo negativo: desgracia, muerte, tenebrosidad, duelo, luto, llanto, fracaso, tristeza, depresión emocional, inquietud, drama oculto, desesperación, indecisión, dudas en el camino a seguir.
  • ROJO: La madre, la menstruación, la sangre, el fuego, el vino; excitación sexual, fogosidad, actividad, combatibidad, coraje, ardor, valor, sexo, emociones intensas, implusividad, erotismo, pasión; en lo negativo: odio, cólera, crueldad, pasión violenta, crimen, muerte, ruina, sangre, ruptura sentimental, querella, pelea, ira, drama pasional.
  • CARMÍN (Rojo encendido): Amor intenso, pasión encendida, ardor muy apasionado, sexualidad irreflexiva; en lo negativo: vicios eróticos, problemas sentimentales por excesivo apasionamiento, venganza.
  • ROJO CLARO: Afecto, cariño, cordialidad, afabilidad.
  • GRANATE (Rojo oscuro): Intransigencia, ofuscación, acciones peligrosas, venganza, pasión violenta.
  • ESCARLATA (Carmesí fino): ver color rojo.
  • ROSA: Vida sentimental y romántica, delicadeza extrema, placeres amorosos, alegría, felicidad, enamoramiento, juventud, ilusiones amorosas.
  • MAGENTA: ver color rosa.
  • ANARANJADO (Naranja): Fortuna en amor, dicha sentimental, iniciativa, fuerza oculta, equilibrio, vitalidad, intelectualidad.
  • AMARILLO: Intelectualidad, tranquilidad material, dinero, intuición, extraversión, generosidad, sabiduría, inspiración, luz, presentimiento, luminosidad, estímulo, vitalidad, otoño, esplendor, gloria; en lo negativo: soberbia, envidia, traición, cobardía, irritabilidad, frialdad, infidelidad, alteraciones nerviosas.
  • DORADO: El principio masculino, oro, genitales masculinos, dinero, especulación; en lo negativo: ambición, orgullo, avaricia.
  • VERDE CLARO: Serenidad, esperanza, alegría, jovialidad, prosperidad, crecimiento, ideas en desarrollo, vida natural, renacimiento, sensibilidad, naturaleza, curación, fertilidad, equilibrio; en lo negativo: celos, infertilidad.
  • VERDE OSCURO: Vigor, vitalidad; en lo negativo: maldad, amenaza, degradación moral, desesperación, desesperanza, fracaso, disgustos, insidias, calumnias, celos intensos.
  • AZUL CELESTE: Pureza de sentimientos, piedad, felicidad espiritual, teología, parapsicología, espiritualidad, religiosidad, magia religiosa, intuición, adivinación, serenidad, paz, verdad, fidelidad, suavidad, psiquismo, reflexión, protección celestial, pensamientos elevados, elevación espiritual; en lo negativo: frío, frialdad, desánimo, lentitud.
  • AZUL OSCURO: Introversión, dominación, intuición, frialdad de sentimientos.
  • AÑIL (ÍNDIGO): Beneficencia, naturaleza, ascetismo.
  • VIOLETA: Recogimiento, resignación, penitencia, renuncia, dudas, tranquilidad.
  • PÚRPURA: Poder, dignidad, soberanía; en lo negativo: despotismo, tiranía.
  • MORADO CLARO (LILA): Sabiduría, gentileza, el verano; en lo negativo: destrucción, muerte.
  • MORADO CÁLIDO: Fuerza vital.
  • MORADO FUERTE (MORADO OSCURO): Pesares, penas, amargura, recuerdos, preocupaciones; en lo negativo: lujuria, odio, intrigas.
  • MARRÓN (CASTAÑO): Materialismo, melancolía, salud deficiente.
  • PLATEADO: Principio femenino, la mujer, cualidades semejantes al color blanco.
  • PARDO (COLOR TIERRA): Tierra, vida natural, naturaleza, maternidad, vida sencilla o campestre, obligaciones cotidianas; en lo negativo: tristeza, melancolía.
  • GRIS: Materia gris (cerebro), buena o mala salud, pensamientos, ideas, el invierno.

FORMAS GEOMÉTRICAS RELACIONADAS CON LOS COLORES:

  • Rojo: cuadrado o cubo.
  • Anaranjado: rectángulo.
  • Amarillo: Triángulo.
  • Verde: Hexágono.
  • Azul: Circunferencia.
  • Morado: Óvalo.